Auditoría voluntaria de cuentas anuales

Auditoría de Cuentas Anuales Voluntaria

 

¿En qué consiste la auditoría voluntaria de cuentas anuales?

La auditoría voluntaria es requerida por aquellas entidades que no tienen la obligación legal de auditar sus cuentas anuales, pero que deciden hacerlo de forma voluntaria.

BENEFICIOS QUE REPORTA

Estas son algunas de las principales razones por las que recomendamos a los socios, administradores u otros miembros del órgano de gobierno de la entidad realizar una auditoría voluntaria de sus cuentas anuales:

  • Ofrece una seguridad razonable de la fiabilidad de la información contable.
  • Puede mejorar la relación entre socios mayoritarios y minoritarios.
  • Puede aumentar las posibilidades de obtener financiación frente a terceros.
  • Permite comprobar los sistemas de control interno de la entidad.

¿Quiénes pueden realizar una auditoría voluntaria de sus cuentas anuales?

Pueden realizar una auditoría voluntaria las siguientes entidades que detallamos a continuación:

  • Las sociedades de capital (Sociedades anónimas y Sociedades Limitadas).
  • Las fundaciones.
  • Las sociedades cooperativas.
  • Otras entidades sin ánimo de lucro.

ENTIDADES QUE ESTÁN OBLIGADAS A AUDITARSE

En este punto exponemos cuáles son los límites para que la auditoría tenga el carácter de obligatoria (es decir que si su empresa o entidad no se encuentra dentro de esos parámetros, la auditoría será voluntaria):

Sociedades de capital que cumplan dos de los tres siguientes requisitos:

  • Importe del activo que sea superior a 2.850.000 €
  • Importe de la cifra de negocios que sea superior a 5.700.000 €
  • Número medio de empleados del ejercicio que supere los 50

Fundaciones que cumplan dos de los tres siguientes requisitos:

  • Importe del activo que sea superior a 2.400.000 €
  • Importe de los ingresos de la actividad propia, más el de los ingresos de la actividad mercantil, que sean superiores a  2.400.000 €
  • Número medio de empleados del ejercicio que supere los 50

Otras entidades que cumplan dos de los tres siguientes requisitos:

  • Importe del activo que sea superior a 4.000.000 €
  • Importe de la cifra de negocios que sea superior a 8.000.000 €
  • Número medio de empleados del ejercicio que supere los 50

En todos los casos, los límites se deben cumplir tanto en el ejercicio que se va a auditar, como en el ejercicio anterior.

Cabe destacar que existen otros requisitos que obligan a realizar una auditoría de las cuentas anuales,y que están relacionados con las subvenciones concedidas y los contratos celebrados con el sector público, entre otros casos.

Si tiene dudas acerca de si su entidad está obligada a auditar sus cuentas anuales, no deje de consultarnos a través de nuestro correo electrónico info@etlspainauditservices.com

 

APLICACIÓN DE LAS NORMAS INTERNACIONALES DE AUDITORÍA (NIA ES) POR EL AUDITOR

La auditoría voluntaria exige el cumplimiento por parte del auditor, de los mismos requerimientos que una auditoría obligatoria. Por tanto, el auditor aplicará las Normas Internacionales de Auditoría (NIA ES) en toda la extensión que el trabajo necesite.

Las NIA ES requieren, entre otras cuestiones:

  • Identificación y valoración de los riesgos de incorrección material que pueden tener las cuentas anuales.
  • Obtención de la evidencia suficiente y adecuada.
  • Formación de una opinión del auditor basada en las evidencias obtenidas.

Por otra parte, el auditor deberá asegurarse de que las cuentas anuales auditadas están libres de incorrecciones materiales, para ser capaz de determinar si dichas cuentas están preparadas de acuerdo con el marco normativo aplicable a la entidad. Asimismo, el auditor deberá emitir un informe de auditoría con su opinión, y otro informe relativo a las debilidades detectadas en el análisis del control interno.

Los miembros del órgano de gobierno y socios de la entidad que se audita voluntariamente obtienen un plus para la misma, ya que podrán conocer la opinión de un auditor independiente sobre sus cuentas anuales, así como sobre las deficiencias de control interno detectadas durante la auditoría.

Las NIA ES exigen al auditor el cumplimiento de requerimientos de ética, que debe analizar antes de la aceptación del encargo del cliente. De hecho, la independencia del auditor frente a su cliente es uno de los pilares básicos sobre el que se sustenta todo el trabajo de auditoría.

Igualmente, las NIA ES exigen a los auditores el tener establecidos procedimientos de control de calidad que le proporcionen una seguridad razonable: 

  • En primer lugar, de que la auditoría cumple con las normas profesionales y los requerimientos legales aplicables.
  • En segundo lugar, de que el informe emitido por el auditor es adecuado en función de las circunstancias.

 

¿Aún tiene dudas? Auditoría Voluntaria de Cuentas Anuales                    Contacto

Enlaces Relacionados:

Auditoría de cuentas anuales

Auditoría obligatoria de cuentas anuales: Límites

Auditoría de cuentas anuales consolidadas